Servicio del mezcal

Es la bebida de moda y justo en este mes es una de las de mayor consumo con la intención de exaltar el orgullo nacional, sin embargo el mezcal requiere de ciertos cuidados y reglas para beberlo de forma correcta o por lo menos para apreciarlo mejor.

Al igual que otros destilados, debe servirse en pequeñas porciones, sobre todo porque puede llegar a tener graduaciones de alcohol que superan los 50 grados.

Los pequeños recipientes son ideales porque también incitan a beberlo a sorbos, como debe de ser.

La temperatura también es importante. Beberlo fresco, a alrededor 15 ºC , es lo más aconsejable. El frío inhibe sus cualidades y obviamente caliente no es agradable al paladar.

Para muchos puristas acompañarlo con una rodaja de naranja o sal de gusano es una aberración. Para otros es una forma tradicional de beberlo. En realidad cualquiera de los dos es correcta, lo ideal es no alterar al propio mezcal con sabores adicionales.

Un tequila es en estricto sentido un mezcal. Sus reglas aplican para los mezcales por lo que puede beberse antes de comer o después. Todo depende del gusto. No es sugerido acompañarlo con la comida por su alta graduación.

No sólo Oaxaca produce mezcales, hay más estados como Zacatecas, Durango, Michoacán y Puebla, entre otros. Hace pocos días, la denominación de origen se extendió a más entidades como Morelos, Estado de México y Aguascalientes donde ya se elaboraba el producto, pero denominado aguardiente de agave.

Aún así, Oaxaca domina la escena del mezcal por ser el lugar con más tradición y productores. Algunos de ellos son Milagrito, Viejo Indecente y Enmascarado cuyos productos te bonifican el 20% de su valor sólo hasta el 13 de septiembre en las tiendas La Naval. Si eres amante del destilado nacional, debes aprovecharlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *