Otra Argentina

Mendoza es la región que produce casi tres cuartas partes del vino argentino, pero no es la única de este país. Otras zonas crecen y con productos de alta calidad o con opciones de uvas diferentes, tal es el caso de Patagonia.

Al oir esta palabra, Patagonia, la gente se imagina montañas nevadas, resorts para esquiar e incluso fauna de la tundra. No es un error porque así es, pero la realidad es que la zona de viñedos se ubica donde apenas empieza esta área de varios cientos de kilómetros.

En la parte norte de Patagonia no existe el frío, ni el turismo de la parte sur, pero las condiciones para desarrollar vino son excepcionales por su clima fresco, vientos intensos y suelo de pocos nutrientes.

Aquí todavía hay pocas bodegas, pero poco a poco se ha ido extendiendo el cultivo de vides en un lugar que era únicamente para producir gas. Entre las pocas que llevan algunos años elaborando vinos en esta región se ubica Fabre Montmayou, la primer bodega boutique de Argentina.

El Malbec aquí se comporta de otra manera porque las condiciones no son como las de Mendoza. Una de las principales es el continuo viento que ayuda a que no se generen enfermedades por humedad, pero al mismo tiempo es habitual formar barreras con álamos para contener esta fuerza que puede tirar las plantas.

Pero dos de las joyas de la región es el blanco Chardonnay que resulta muy frutal y el tinto Cabernet Sauvignon, que para muchos es la uva más adecuada en la zona patagónica.

Pocos días quedan para obtener una bonificación en vinos argentinos y pro supuesto de esta lejana área. Sólo presenta tu tarjeta Almirante y disfruta de los beneficios.

Noticias
Leer más

Epicentro argentino

Hace dos décadas el vino argentino no tenía la presencia ni la calidad que hoy tiene en México. Salvo unas cuantas bodegas que tímidamente exportaban algunas etiquetas, el mercado de esta bebida estaba dominado por países europeos.

A 20 años el escenario es completamente diferente y la oferta de productos es vasta. Aunque la región occidental de Mendoza acapara la mayoría de las etiquetas disponibles, ya hay algunos vinos de otras zonas como San Juan, Patagonia, Salta…

Mendoza no sólo es una de las ciudades más importantes de Argentina, es el centro neurálgico de la producción de vino de ese país, donde se concentran las bodegas de mayor fama y el sitio con las mejores condiciones para el desarrollo de la reconocida uva Malbec.

Flanqueada por la cordillera de los Andes y a menor distancia de Chile que de la capital Buenos Aires, Mendoza ha crecido a la par que las exportaciones argentinas al mundo y por el creciente gusto por el vino.

Valle de Uco, zona alta del río Mendoza, Valle Norte, Valle Este y Valle Sur son las subregiones donde se ubican los viñedos. Pueden estar en elevaciones entre los 500 y 1,700 metros sobre el nivel del mar lo que ayuda a que el clima sea más fresco, cambie la exposición solar e incluso se tenga una variedad de suelos.

Uno de los grandes beneficios de Mendoza es que con el deshielo de los Andes tiene una gran cantidad de agua pura que baja directamente de las cimas.

Y contrariamente a lo que se piensa aquí no sólo se producen Malbecs concentrados e intensos, la oferta también incluye Chardonnays, la uva local Bonarda, algunos Syrah, Merlot y un poco de Torrontés.

La bodega Fabre Montmayou, ubicada en Mendoza y con viñedos en Patagonia, se preocupa por tener una oferta de estas variedades. Es la primer bodega boutique de Argentina y sigue una tradición vinícola francesa que conserva hasta la actualidad por lo que sus etiquetas dominan en elegancia, estilo discreto y alta calidad.

Durante junio, esta bodega y otras marcas argentinas te ofrecen el 20% de bonificación con tarjeta Almirante, así que no debes dejar pasar la oportunidad de conocer a fondo Mendoza y un poco más de la nación sudamericana.

Catas
Leer más