¿Tánica como la pintan?

La uva emblemática de Argentina es la Malbec y lo mismo sucede en Uruguay con la Tannat, pero en realidad es menos conocida y no tan altamente disponible como la primera.

Diferentes zonas en Uruguay, como San José o Canelones, tienen viñedos en los que la dominancia de esta uva es perceptible.

El nombre se deriva de los taninos presentes que tiene en su hollejo (cáscara). Pero al final depende mucho de cómo se maneja esta uva en bodega para sacarle buen partido a sus taninos o lograr un vino muy astringente y lleno de sedimentos que no agradará a nadie.

El tanino es aquella sustancia en el mosto (jugo) del vino que al contacto en el paladar causa astringencia o que se sienta que se pega el paladar y las encías con la lengua.

La tanicidad es una virtud porque aunque es astringente siempre debe de ser agradable. La Tannat puede producir este efecto agradable, pero justamente hay que saber controlar esa fuerza.

Los uruguayos han encontrado la forma de hacer que la Tannat se luzca, y aunque en Maridan, Francia e incluso en Argentina utilizan esta variedad la mejor expresión proviene de Uruguay.

Bodegas Castillo Viejo es una bodega con décadas de experiencia en crear grandes Tannats y además mezclas con otras variedades.

Recuerda que te bonificamos el 20% de tu compra en los vinos de esta bodega en la segunda quincena de febrero. Sólo con tu tarjeta Almirante.

 

 

 

Catas
Leer más

Febrero es rosado

Puede ser el color del amor, pero el vino rosado es bueno para tenerlo para todo momento.

No, no es una mezcla de blanco con tinto. Es un vino que se elabora con uvas tintas, pero con parte del proceso de blanco por lo que es refrescante y muchas veces con una acidez marcada.

El color puede variar desde un tono pálido y ligero hasta un rojo intenso. No hay una regla para la coloración porque es la decide el enólogo (quien hace el vino) en conjunto con la variedad de uva que utiliza (no todas pintan igual).

Una de las formas de hacer un rosado es a través del método de sangrado donde por no más de 12 horas se deja el mosto (jugo) del vino en contacto con las cáscaras (maceración en frío) y de esa forma se obtiene el color.

Al hacer el proceso en frío también se conservan aromas típicos de un rosado que pueden ir de la fresa y frambuesa o litchi y durazno.

El servicio del rosado es igual que el del blanco. Debe enfriarse entre 8 y 10ºC, y servirse en copa de blanco.

Busca el rosado que mejor vaya con tus gustos y hasta el 15 de febrero marcas participantes te bonifican un 20% con tarjeta Almirante.

 

Noticias
Leer más