Alma de agave

Hace unos años era desdeñado, pero hoy el mezcal se ha convertido en un destilado muy demandado y sobre todo en fechas patrias.

Un mezcal básicamente es un destilado de cualquier tipo de agave, de hecho el tequila es en realidad un mezcal. Sin embargo cuando se utilizan ciertos tipos de agaves en los 11 estados que cubre la denominación de origen puede llamarse mezcal, sino adquiere cualquier otro nombre.

Oaxaca es el estado que tiene más agaves, en cuanto a variedad y cantidad. Para elaborar esta bebida siempre se requieren agaves y no se pueden usar alcoholes de otras materias primas como en el tequila.

De acuerdo a la experta en mezcales, Bertha Herrera, estos agaves no se cosechan de un día para otro, el que se desarrolla con mayor rapidez es el angustifolia o espadín que tarda siete años en madurar, pero los demás tardan más tiempo.

“Los agaves madrecuishe y tobalá son silvestres, y pueden plantarse pero tardan más en crecer”, indica.

Al beber la temperatura ideal del destilado debe ser fresco, aunque no hay que enfriarlo porque pierde las propiedades y los aromas son más difíciles de gozar.

Recuerda que en esta quincena una selección de mezcales de las marcas Milagrito, Viejo Indecente y Enmascarado te ofrecen bonificación del 20% en trajeta Almirante en sucursales o 15% de descuento en www.lanaval.com.mx

Celebra a México con destilados nacionales como el mezcal.

Deja un comentario